Mejora tu imagen de marca evitando errores del equipo comercial

Existen muchos factores que pueden llegar a dañar la imagen de nuestra compañía. Un caso habitual es que el equipo de ventas haga un uso incorrecto de los contenidos generados por marketing, trabajando con información que no ha estado validada o que puede estar desalineada con la imagen de marca.

La realidad es que a menudo marketing desconoce completamente cómo están utilizando los vendedores su material. Además, hay algo que puede llegar a agravar esta situación. Sin un buen control de los materiales que se generan ni una estrategia concreta para su uso en ventas, sucede que los distintos usuarios pueden llegar a alterar o cambiar los contenidos. O incluso crear contenidos nuevos no alineados con la imagen de marca.

Un caso habitual en muchas empresas ha sido la manipulación de documentos Power Point en base a una plantilla, que luego son mostrados al cliente directamente, sin que hayan sido validados por la empresa.

¿Cómo recuperar el control?

Una dificultad que afrontan las empresas es que trabajan con mucha información repartida en distintos canales, que resulta difícil de distribuir y raramente se mantiene actualizada en todos los canales de forma rápida.

Para atacar el problema de raíz, primero debes resolver la falta de unificación de los canales de comunicación, para poder asegurar que el equipo de ventas recibe toda la información necesaria.

Así, si este tipo de descontrol y mal uso de la información es habitual en tu empresa, lo que necesitas es encontrar un sistema rápido y efectivo para la distribución de la información al vendedor. Para ello, lo mejor es adquirir una plataforma de Sales Enablement omnicanal, que unifique todo el proceso: la gestión, la administración y la distribución de los contenidos; y que puedan ser previamente validados por el equipo de marketing.

El flujo constante de información permite adaptar el contenido en relación con la segmentación del cliente sin que en el proceso el equipo comercial se desalinee o deslegitime el contenido creado por marketing.

El resultado es un uso de la información con un margen de error mínimo y en el que se elimina la manipulación individual de los contenidos (como sucede con el Power Point o similares).

Además, una plataforma omnicanal tiene otras ventajas importantes para la empresa:

  • La optimización del contenido, siempre validado por marketing, permite ofrecer una experiencia de cliente mejorada.
  • Pasar de un discurso segmentado a un discurso unificado es muy positivo para la imagen de marca y aumenta las posibilidades de conversión de clientes potenciales.
  • Ahorro de los costes que supone el Marketing tradicional y costes de gestión de Backoffice (el envío de información solicitada por los clientes, la preparación de contenidos a medida, etc.)
  • Obtención de información importante sobre cómo se usan los materiales y su efectividad con el cliente, con datos objetivos que pueden aprovechar distintos departamentos (también la dirección para la toma de decisiones).

En general, la buena comunicación entre marketing y ventas resulta esencial para poder ofrecer al cliente una experiencia mejorada, sin errores que dañen la imagen de marca, lo que resulta finalmente en un aumento de las ventas.